domingo, 28 de abril de 2013

Lo que siente una novia cuando se casa.

Más que lo que siente una novia cuando se casa, nos referimos, mejor dicho me refiero (porque este post va a ser exclusivamente personal) al momento en el que sus invitados la ven por primera vez el día de su boda.

  Fuente fotografía: Pinterest (Elizabeth Anne Designs).
 
Si hay una cosa que jamás imagine, por que realmente tienes que vivirlo, es el chorro de energía positiva, buen karma y felicidad que sentí cuando subí los tres escalones, crucé la puerta, y empecé a caminar al lado de mi abuelo (mi padrino) al son de la canción de "You are so beautiful" by Joe Cocker.

Cuando todo el mundo va de boda está deseando ver a la novia, también al novio por supuesto, no debemos quitarle prestigio ya que para él también es un día hiper importante, pero aún a creo que el momento más estelar es sin duda la entrada de la novia. Yo siempre lo había vivido desde el otro lado, y siempre se me ponen los pelillos de punta en este instante.

Bien, pues el caso es que vivirlo siendo tu la novia es casi indescriptible, yo era algo que imaginaba entre nervios, risas...y algo que no sabía muy bien, pero lo que sentí fue una sensación de miles de sensaciones, era como si cada uno de los invitados me hiciera sentir lo que sentían, sus sonrisas me transpasaban, sus alegría más mi alegría multiplicaba la sensación por mil,  intente mirarlos a todos para intentar devolverles lo que estaba sintiendo (imposible, por supuesto), nunca en mi vida he sentido tantísima felicidad junta (imagino que se superará cuando sea madre). Y cuando terminé el paseíto y llegue junto a él, que os puedo contar...me estaba esperando la mejor sonrisa.

Y si cuando voy de boda se me ponen los pelillos de punta, como os he contado antes, aquí casi que arañaban el suelo y el cielo (no soy mujer peluda ni nada de eso, no me vayáis a imaginar lobezna), pero si que es cierto que cuando miro las fotos de mi entrada y aplico zoom, ¡se ven erizados!.

Así que si alguna vez vas a vivir este momento, dentro de poquito o dentro de mucho eso es lo de menos, disfrútalo lo máximo posible porque estos instantes en la vida son irrepetibles, ni los nervios ni nada puede estropearlo (considero que es muy importante ir cómoda aunque vayas de novia). Y si en tu caso ya lo has vivido y has sentido algo parecido ojalá que leer este post te haya hecho recordarlo, además puedes recordarlo siempre que quieras, por suerte los recuerdos especiales duran toda la vida y nadie nos los puede quitar...


Si te apetece contar tu experiencia, aquí abajo tienes mucho espacio y muchos ojos esperando leerte ;) .


¡Hasta la próxima!

 


5 comentarios:

  1. Siempre leo tus artículos, pero éste me ha emocionado especialmente. Yo voy a vivirlo en un mes y medio y espero hacerlo con la misma intensidad que tú lo cuentas.
    Muchas gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. Qué emoción! He podido casi vivirlo al leerte...lo experimentaré dentro de tan sólo un mes y me acabas de poner nerviosa! :)

    ResponderEliminar
  3. Estaré deseando leer vuestras emociones de ese día, aquí os estaré esperando. Muchas gracias por vuestros comentarios y muy...¡¡Feliz boda a las dos!!

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito!! Ya te contaré en septiembre!! Pero ya se me eriza la piel!!!!!!!

    www.onceuponatimeawedding.blogspot.com

    www.mysavageside.blogspot.com

    ResponderEliminar